En una hoja el cavilar del pasante.

84 Views

De las pequeñeces el azar forma un todo y la energía en acción diseña la bifurcación necesaria al natural modelo; el pasante con admiración acoge el signo de su encrucijada. La naturaleza aclara el sendero al caminante.

Muchos son los caminos, sólo uno es el tuyo.